Me invade una sensación de caos constante... No sé poner límites... Idealizo a las personas aunque las acabe de conocer... Mis relaciones personales se caracterizan por su inestabilidad... Vivo en los extremos de la realidad: en un TODO o NADA , en una ingenua credulidad o una desconfianza paraonoide, en el AMOR o en el ODIO... Intento autodestruirme desesperadamente...

miércoles, 4 de junio de 2014

GeNtE FeA y GeNtE gUaPa

No solo soy yo. Somos muchas las que dejamos que nuestra percepción de la belleza la decida una persona completamente ajena a nosotras. Si una noche salimos y ligamos, significa que somos guapas y que quizás hemos adelgazado. Si no se nos acerca nadie, en cambio, es que debemos de ser más feas que pegarle a un padre. Y no es así. La belleza es subjetiva y depende de muchos factores.

El otro día salí de mi casa muy contenta. Llevaba algo de maquillaje: sombra, rímel y colorete y me había peinado algo más de lo habitual porque ya no tenía clase y disponía de tiempo libre. Me puse unos vaqueros y camiseta básica y, contra todo pronóstico, me sentía guapa. En la calle noté cómo algunos chicos me miraban, por lo que pude corrobar que mi impresión anterior era acertada. Estaba guapa, coño. Al rato me llamó mi prima (sílfide de 1.75 cm, 50 kg, esteticista y peluquera -siempre impecable-) para quedar un rato y allí que fui. De repente todas las miradas se centraron en ella... ¡Me había vuelto invisible! Los hombres se giraban cuando la veían pasar y yo me fui sintiendo cada vez más miserable. Si ya no me miraba nadie, obviamente no estaba tan guapa, ¿no? En esto que voy a la barra a pedir y ella se aleja para coger mesa y... ¡milagro! ¡Los hombres volvieron a mirarme! Incluso uno se acercó a tontear. ¿Qué mierda estaba pasando? Pues está muy claro, no hay gente fea o gente guapa (dentro de unos parámetros, a ver...), lo que hay es mucho gilipollas, mucha inseguridad y una relatividad como la copa de un pino. Punto. Yo fui exactamente la misma durante toda la tarde: mismo peso, misma ropa y mismo peinado, pero si pones a un pato al lado de un cisne, ¿qué es lo que vas a mirar? No significa que el pato no sea también una monada, pero en comparación siempre va a salir perdiendo. Eso es así.

Pude ver que pasaba algo parecido la noche que celebraba el fin del curso académico. Mis compañeras iban todas monísimas con taconazos y vestiditos. Cuando estábamos bebiendo en el parque, se pusieron a cantar y a armar escándalo. Se acercaron unos tíos en plan Mujeres y Hombres y Viceversa y se pusieron a hablar con ellas. Yo estaba sentada con unas chicas igual de guapas y arregladas, pero en este caso no llamaban la atención porque estaban actuando de forma comedida y lo que buscaban esos chicos era cachondeo. No eran más ni menos feas, simplemente no eran las más llamativas del grupo.

CONCLUSIÓN:

Que le den a los cisnes, de ahora en adelante solo me voy a juntar con patos. No seré yo la que ayude a otras a subir su ego.

5 comentarios:

Flaura Ponte dijo...

Sí y no y no sé. Es un tema realmente complicado.

Pero tampoco te juntes con gente sólo por su aspecto físico, ¿no? ¿qué culpa tienen ellas de ser cisnes?

Oscura Paranoia dijo...

No tienen la culpa, pero algunas sí se lo tienen muy creído y si tengo que elegir entre salir con gente guapa que me aporta poco o salir con gente fea que me aporta poco, prefiero lo segundo. Al menos a día de hoy, con esta poca estabilidad mental y la autoestima bastante jodida. Si así soy más feliz, me vale, aunque suene fatal.

Arakne dijo...

Qué es la belleza? Un estado de ánimo? Una energía? Una invención? Siempre tenemos este dilema: soy guapa? o soy fea?
Lo que digan los demás vale? Pero si se contradicen, a quién hago caso, al que me dice guapa o al que me dice fea?
A mí este tema me agobia, porque claro, que quién esté libre del deseo de ser guapo que tire la primera piedra.
Al final cuenta lo que opines tú, como te sientas tú y como lo veas tu. Y antes que se me olvide: vivan los patos!!!!!

Michelle Grey dijo...

Yo creo que es muy subjetivo. Obviamente, se reconoce cuando alguien es/está despampanante, pero a mí me da igual quién me juzgue de fea o de guapa, mientras yo piense X. Me importa cómo me considero yo. Además, cómo ven la belleza los demás también es muy subjetivo. Y de quién viene? De alguien feo? De alguien guapo? Y dos con la misma guapura pueden opinar diferente?
Está en cada uno...
También pasa que hay bellezas escondidas. Hay personas muy guapas que visten con tejanos y van desaliñadas, y otras no tan agraciadas que se sacan un partido enorme. Repito, es muy subjetivo. Y si tú se sentías guapa, es lo que importa!! Que luego te venga gente o no, qué importa? Igual no has dado con personas que les llame la atención tu propia belleza o igual sí! No hay un criterio objetivo.
Por ejemplo, yo repudio a los hombres musculados y según qué vestimentas de moda. Jamás me fijaría en alguien así. Tampoco valoro la altura. Mi chico no es un tío de gimnasio (menos mal) y es unos cm más alto que yo, me parece tan precioso y tan buenorro!! Buah!!
También ten en cuenta que la mayoría de hombres se fijan en el físico, ya sabes, bolsa de plástico en la cabeza. Para mí la cara, las facciones, los ojos, la boca... son importantísimos, son el 80% de la belleza física.

A dijo...

Te entiendo totalmente, por suerte en mi grupo de amigas siento que soy la que más miradas atrae (????) pero no sé, depende del día también xD